Boca y sus años en la B



[22/4/2013] A pesar de que muchos “grandes” reniegan del ascenso y dejar la elite es considerada una catástrofe, todos ellos nacieron en las categorías bajas, tal es el caso de Boca Juniors que a principio del Siglo XX inicio su rica historia en segunda división.

El 3 de abril de 1905 nació el Club Atlético Boca Juniors. La fundación fue ideada por unos jóvenes italianos: Alfredo Scarpatti, Santiago Pedro Sana y los hermanos Juan y Teodoro Farenga, quienes se reunieron en la Plaza Solís .

Sus inicios fueron netamente futbolísticos, comenzaron jugando encuentros con equipos de otras barriadas pero la popularidad fue “in crecendo” y se le comenzó a dar una forma mucho más seria a la nueva institución.

Corría 1908 cuando se decidió inscribirse en la Segunda División de la Liga Oficial de la Argentine Football Association. Su primer encuentro lo disputo versus Belgrano Atlethic derrotándolo por 3-1. Culmino el torneo ganando en forma invicta la sección C de la categoría por lo que clasifico a los Play Off. En dicha instancia enfrento en semifinales a Racing Club que lo derroto por 1-0 apagando la ilusión de ascenso de los “Xeneizes”

El segundo año no fue tan prometedor como el primero, ya que Boca no pudo clasificar al reducido final por salir en la tercera colocación, pero se dio el gusto de derrotar al equipo B de River Plate.

1910 fue un año prometedor, si bien el equipo no hizo una gran campaña pudo acceder a la final por el ascenso, gracias a que River Plate B fue el ganador de una de las “semis” pero al estar River Plate A en la categoría superior no pudo participar en la final, así que su lugar lo ocupo Boca. En el partido final se encontró con el verdugo de 1908, Racing Club, que gano el encuentro por 2-1 y logro el ascenso.

La peor campaña del equipo de la Rivera fue la de 1911. Ese año se modificaron las categorías, la segunda división paso a llamarse “Liga Intermedia” y se sumaron una gran cantidad de equipos.
La campaña dejo el saldo de 7 victorias, 3 empates y 8 derrotas que no le sirvieron para pelear de lleno la nueva categoría. A pesar de su gran popularidad, Boca seguía en el ascenso.



En su quinto año en la “B” por fin pudo ascender a la división de honor. La “Sección B” de la Liga Intermedia de 1912 fue ganado en forma magistral por Ferrocarril Oeste y Boca quedo relegado al tercer puesto. Sin embargo se reestructuró la Primera División ante el alejamiento de varios de sus clubes a una nueva federación, quedando solo 6 clubes en la máxima categoría. Ante esta problemática se resolvió que ascendieran varios de los equipos de “Intermedia” entre los cuales se encontraba el “Xeneize” que pudo llegar, luego de mucho batallar, a Primera.

LAS CAMISETAS DE BOCA EN EL ASCENSO
Cuenta la historia que la primera camiseta fue de color rosa, pero se desistió de este tono ante la cargada de los rivales. Luego utilizo un modelo blanco con franjas finas negras o azules, también paso por el celeste en algún momento hasta que en 1908, y gracias a la bandera de un barco de origen Sueco, adopto los clásicos azul y oro.



Este es el modelo que utilizo durante los 5 años en el ascenso. Camisa en color celeste cruzado por una franja en color amarillo o dorado. La orientación de la banda podía variar según el juego que se consiguiera, además podía verse en el mismo equipo jugadores con la disposición de las bandas en forma diferente, ya que esto era permitido por la asociación que consideraba que solo importaban los colores y no el diseño.



Además de la camisa, el equipo salió a la cancha con casacas de pique en azul oscuro y la banda amarilla. Lo llamativo es que en ambas imágenes los jugadores usan pantalones en color blanco, un color que con el tiempo ha perdido protagonismo en la indumentaria boquense.

EL ESCUDO DE AQUELLA EPOCA


El emblema de la institución era totalmente diferente al que luce gallardamente hoy. Diseño circular que, sospechamos, está inspirado en el globo terráqueo (los detalles en blanco lo referenciamos como los polos). Supremacía del tono celeste junto con una banda amarilla con las siglas del club en blanco.

A pesar de que muchos hinchas jóvenes reniegan del lustro que Boca pasó por el ascenso, en esa época se gesto la identidad popular por la que se la conoce a la institución. Años de lucha y amor propio en las categorías bajas fueron el germen de lo que hoy es el poderoso club de la Rivera.

NdR: Agradecemos al excelente sitio La Passucci y a los amigos de La Redo