ULTIMAS NOTAS

A punto de suspenderse

[16/2/2013] ¿Peleas entre barras-bravas y la policía? ¿Cuestiones climáticas? Nada de eso paso, Estudiantes y Los Andes corrió riesgo de suspenderse por la similitud de sus camisetas ! INSOLITO !

El arbitro observando las camisetas y pensando si se juega o no

El Ascenso Argentino tiene ese toque especial que no tiene ni la Primera división ni las ligas más importantes del mundo, llegando a producirse episodios inverosímiles que nadie creería si no conocen de lleno el futbol de los sábados.

En el estadio “Ciudad de Caseros” se enfrentaron “Pinchas” y “Mil Rayitas” en una nueva fecha de la Primera B Metropolitana. Antes del inicio del encuentro comenzaron a verse movimientos en el vestuario de los árbitros y los utileros de ambos equipos estaban a las corridas, según nos contaba el periodista “Beto” Fumo desde su cuenta en Twitter.



El juez Nicolás Lamolina en la habitual presentación de camisetas antes de que comience el encuentro, se percato de lo parecidas que eran la camiseta titular del local con la del visitante (que llevo un solo juego alternativo) por lo que pidió, amparado en el reglamento, que el local utilizara la casaca alternativa. Pero el template suplente de Estudiantes era todavía mucho mas similar al de Los Andes (ver mas) ¿Qué hacemos entonces? se pregunto.
Las casacas de la discordia
La dirigencia local se ofreció a ir a buscar a Lomas de Zamora el modelo alternativo de la visita, pero se comenta que no aceptaron (¿cuestiones de cábala?) así que el juez se reunió con los técnicos y capitanes de los equipos tratando de buscar una solución

Los jueces de línea se ponen la pilcha para que Lamolina decida
Finalmente se decidió entre las partes que el partido se disputara con las “camisetas conflictivas”, eso sí, el dueño de casa con medias y pantalones negros y Los Andes las mismas prendas pero en blanco, y asi salieron a la cancha.





El encuentro finalizo 0-0 y no se suscitaron problemas mayores en la identificación de los jugadores, quizás porque entre los 22 se pasaban la pelota entre ellos sin reconocerse como compañeros y rivales.

NdR: Agradecemos a Beto Fumo por las fotografías y por contar en directo todo lo que ocurria en Caseros.